Publicado el Deja un comentario

¿Qué es la vinoterapia? Usos y tratamientos.

¿Quieres beneficiarte del vino sin tomar una copa?

Pues quédate un rato con nosotros porque vas a descubrir la vinoterapia.

¿Que es la vinoterapia?

La vinoterapia, es un tratamiento desarrollado para la salud y el bienestar del cuerpo el cual se aprovecha de las propiedades beneficiosas de las uvas y sus derivados. 

Gracias a que el vino además de estar delicioso tiene estas características:

  • Es relajante.
  • Desintoxicante.
  • Y tónico, gracias a las cuales este puede usarse de diferentes maneras dentro de tratamientos de belleza y salud.
La vinoterapia se usa en tratamientos de cosmética.
El vino tiene muchas propiedades

Su historia:

El origen de la vinoterapia es muy antiguo.

Árabes, romanos y griegos ya la practicaban, pero en los tiempos modernos se desarrolló gracias a Matilde Cathiard y Bertrand Thomas, que, afincados en la región francesa de Burdeos, lo extendieron por todo el mundo.

Fíjate que el Rey Luis XV quería a sus damas bien guapas, y éstas se aplicaban mascarillas de vino para tener una piel bien nutrida y brillante para él.

¿Por qué funciona esta terapia?

Porque el vino contiene unas sustancias llamadas  polifenoles, que tienen un gran poder antioxidante, que tienen resultados asombrosos en la piel. 

Pero los beneficios de la vinoterapia no se quedan solo ahí, ya que podemos:

  • Purificar el cuerpo.
  • Incluso pueden ser una valiosa ayuda a tonificar y adelgazar, mejorando así nuestra silueta. 
  • Además, ayudan a combatir el estrés.

Todo esto se puede conseguir con diferentes tratamientos como:

  • Tomando baños en tinas llenas de vino.
  • Exfoliantes.
  • Masajes terapéuticos aprovechando las propiedades de sus bayas.
  • O incluso con las hojas de la vid.

Aplicada en la cosmética hace maravillas:

Si, en un nicho tan competido como el de la cosmética no podia faltar el vino.

Como tratamiento en arrugas.

Hazte el ánimo, prueba algo nuevo y masajéate con un preparado a base de vinoterapia.

De inmediato, cuando entra en contacto con la piel notas un efecto visible en la regeneración celular

Ya que los principios activos que contiene el preparado (el resveratrol) combaten los radicales libres que son responsables del deterioro celular y, por lo tanto, del envejecimiento. 

Otro punto a favor son los ácidos orgánicos, que favorecen la hidratación profunda de la piel y la constante regeneración celular. 

También los polifenoles estimulan la micro circulación debajo de la epidermis y proporcionan la oxigenación correcta de las células de la piel, deteniendo la eliminación del ácido hialurónico y defendiendo las fibras de elastina y colágeno, consiguiendo así que se retrase la aparición de arrugas. 

Sus ingredientes principales son:

  • Uvas frescas.
  • Mosto de vino.
  • Aceite de semilla de uva. (Que combate el colesterol).

Para la celulitis:

Da igual uvas o vino tinto, ambos se pueden aplicar a la piel, utilizando variedades ricas en resveratrol, como Pinot Noir, Cabernet, Merlot, Burdeos y Nero d’Avola.

Las pieles de uva, semillas y tallos en paquetes de lodo, cremas y aceites esenciales ayudan a tensar la piel, dar forma a la figura, tratar la celulitis y suavizarla.

No confundir con la ampeloterapia.

La ampeloterapia (o terapia de uva, del griego ampelos, vid) se asocia con estos tratamientos, pero no es lo mismo, ya que se prescribe el consumo diario de una cantidad progresiva de uvas durante un cierto período, de forma que purifique el cuerpo, logrando así estimular los efectos diuréticos y reforzar la sangre.

La vinoterapia no incluye este aspecto.

Tipos de tratamientos.

A continuación, vamos a ver algunos de los tratamientos que se pueden hacer con la terapia de la uva.

Puedes bañarte en una bañera o tina de vino.

¿Qué te parece relajarte en una bañera para agua, pero llena de vino antioxidante ligeramente calentado? Darte este lujo con tu pareja en vacaciones, y además, aplicándote salud al cuerpo. 

Conseguirás grandes beneficios para tu piel.

  • El tono de la piel aparecerá inmediatamente más pulido.
  • Más elástico.
  • Más suave.
  • Una exfoliación de primera.
Un buen baño de vino y como nuevo

Una exfoliación con uvas.

Este  tratamiento combate:

  • los primeros signos del envejecimiento.
  • Las arrugas incipientes.
  • Reafirma y renueva la piel.
  • Y además, es muy relajante y descontracturante.

Se inicia con una exfoliación, que puede realizarse con un cosmético a base de aceite de pepitas de uva mezclado con las pepitas micronizadas y algunos otros activos o con mosto de uva. El exfoliante se va aplicando en todo el cuerpo por zonas y se retira con manoplas húmedas. Después, se pasa al baño de vino, que como hemos indicado antes es una bañera llena de agua a la que se ha añadido el vino.

En algunos centros se realiza un hidromasaje de 20 minutos. Una vez seca la piel, se aplica con un masaje aceite de vino o de pepitas de uva para re hidratar.

Masaje con semillas de uva.

Además de ser muy relajante, un masaje con semillas de uva permite:

  • El fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Estimula el metabolismo.
  • Y favorece una mejor circulación sanguínea.

Para finalizar.

Como has podido comprobar, hoy ya sabes algo más sobre el vino.

Entonces, cuando en una fiesta, en la comida familiar o cena, cuando alces la copa piensa que además de bebértelo también lo puedes aplicar sobre tu cuerpo, ya que como bien sabes, tiene muchos efectos positivos para la salud, tanto interna como externa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.